Cómo redactar un buen Curriculum Vitae

Por Sara Firgaira Fernández

Todos tenemos más o menos claro qué apartados debe contener un CV y además tenemos en la red gran cantidad de modelos y plantillas para fijarnos a la hora de redactar el nuestro, pero ¿en qué se fijan los responsables de personal? ¿Qué es lo que hace que nuestro CV llame la atención sobre otros cientos que reciben a diario?

En primer lugar, debemos tener muy presente la importancia que tiene nuestra experiencia profesional y nuestra formación para que finalmente seamos elegidos. Esto no se puede modificar, la que tenemos es la que es, pero podemos llamar la atención de estos responsables de otras maneras.

Antes de ponernos “manos a la obra”, debemos pararnos a pensar en algunas cuestiones importantes:

  • Qué puesto de trabajo estamos buscando: debemos tener claro qué tipo de trabajo estamos buscando para poder enfocar nuestro CV a este sector, y hacernos algunas de las siguientes preguntas: ¿qué tipo de perfiles suelen buscar?, en este sector ¿a qué le suelen dar más importancia (experiencia, formación, etc.)?, ¿Qué tareas tendré que realizar en este tipo de puestos?, etc. De esta manera y pensando en estas cuestiones enfocaremos nuestro CV y destacaremos lo que sabemos que va a impresionar más.
  • ¿Tenemos la suficiente experiencia y formación para ese puesto?: si es así debemos destacarlo. Si no tenemos demasiada experiencia o formación para el puesto debemos hacernos destacar de otras formas.
  • ¿Qué competencias y aptitudes se buscan para ese puesto?: hay puestos de trabajo para los que se buscan personas muy organizadas, estructuradas, esquemáticas y, sin embargo, para otros puestos se buscan personas abiertas, creativas, resueltas, etc. Debemos hacernos un esquema de qué tipo de competencias y aptitudes son necesarias, cuáles se valoran más y en cuáles destacamos nosotros.

Una vez hemos repasado estas cuestiones y tenemos una idea clara que lo que están buscando para cubrir el puesto que nosotros queremos, nos ponemos a redactarlo, pero…

¿Cómo lo hacemos?

A continuación os expongo algunos consejos o cuestiones a tener en cuenta según mi experiencia y la de los compañeros con los que he trabajado en selección de personal:

  • Imagen del CV:

Para empezar, apenas leemos los CV que nos llegan desorganizados, sin estructura ni formato, es decir, los que parece que han escrito “deprisa y corriendo” poniendo la información sin un orden concreto. Debe estar organizado por apartados (información personal, formación académica, experiencia profesional y otros datos importantes).

Con respecto a la foto y si se debe incluir o no, yo recomendaría incluirla, pero no me parece imprescindible. Lo más importante sobre esto es que sea una foto “seria”. En muchas ocasiones han llegado a mis manos CV en los que el candidato ha puesto una foto tipo “Selfie” con poses variadas, gafas de sol, etc. Debemos tener en cuenta que el CV es nuestra presentación para un posible futuro jefe. Este tipo de fotos son completamente desacertadas y dan una mala imagen de nosotros.

  • El contenido:

Si tenemos mucha experiencia o mucha formación, antes de detallar exhaustivamente todos estos aspectos debemos tener en cuenta que los responsables a los que les van a llegar nuestro CV reciben a diario una centena de ellos y deben revisarlos todos. Si redactamos un CV de 10 páginas, es muy probable que no lo lean por completo o que no presten la atención debida a los detalles que queremos compartir. Debemos tratar de evitar información que no sea relevante para el puesto que buscamos. Por ejemplo, si estamos buscando trabajo como periodista o como ingeniero, podemos ahorrarnos indicar que trabajamos de repartidores en nuestra juventud, puesto que estas experiencias no están relacionadas con el puesto que buscamos en la actualidad.

En contrapuesta, me parece bastante importante detallar las tareas concretas que hemos realizado o las herramientas y aptitudes que hemos adquirido durante nuestras experiencias profesionales. Podemos tratar de enfocarlas al puesto que buscamos. Es decir, debemos procurar que los detalles que explicamos de estas experiencias dejen claro que nos han preparado de algún modo para este nuevo puesto.

Evidentemente, todo esto hará que nuestro CV sea mucho más extenso. ¿Qué hacemos entonces? Debemos priorizar. Analizar qué información nos hará destacar sobre los demás y qué otra información se da por hecho o resulta irrelevante para el puesto.

Con todo esto y en conclusión, más vale un CV algo largo pero bien presentado, original y estructurado, que un CV corto pero con escasa información y desorganizado.

No dudéis en comentar y hacernos las preguntas que queráis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s